Internet of Things para smart cities: la revolución del transporte

Internet of Things (IoT) conecta objetos físicos con internet y así estos pueden generar datos para facilitarnos la vida. Imaginemos un objeto que podemos controlar con la voz para que cierre la puerta de casa, apague las luces o encienda el lavavajillas. Ahora imaginemos las posibilidades tecnológicas de Internet of Things para las smart cities: coches sin conductor, semáforos que se ajustan al volumen de tráfico y sistemas de vigilancia. Estos son solo algunos ejemplos de las increíbles posibilidades que pueden hacerse realidad hoy mismo en las ciudades más inteligentes del mundo.

Las smart cities usan Internet of Things para recopilar y analizar datos. Esos datos se utilizan para mejorar las infraestructuras, servicios públicos, etc. Veamos qué puede hacer el IoT para las smart cities en lo que se refiere a transporte. ¡Te sorprenderá todo lo que puede hacer!

Internet of Things para smart cities: Mobility as a Service (MaaS)

Uno de los ámbitos que IoT puede mejorar es el transporte y la movilidad. Mobility as a Service (MaaS) se aleja de las formas de transporte particulares e introduce sistemas de transporte compartido. Por ejemplo, los servicios de Car2Go o el programa de bicicletas compartidas de Barcelona, Bicing. Este tipo de servicio está aumentando su popularidad en las grandes ciudades de todo el mundo. Con una sencilla app para smartphone los usuarios pueden abrir el coche o desbloquear bicicletas y usarlos como necesiten por una cuota económica (o, a veces, sin coste) dentro de los límites de una área concreta.

Un buen ejemplo de la tecnología en acción es la industria ferroviaria japonesa. Una compañía ferroviaria japonesa ha introducido recientemente un sistema de visualización de la congestión en sus trenes. Gracias a este sistema los operadores disponen de datos sobre la congestión y retrasos de los trenes en tiempo real. Para los pasajeros significa que pueden recibir esa información en sus teléfonos. El sistema funciona continuamente de manera que los pasajeros pueden escoger trenes menos abarrotados y los operadores pueden aumentar la frecuencia de paso de trenes en líneas con mayor cantidad de pasajeros. El servicio mejorado debería alentar a los que se desplazan a diario a escoger el tren en vez del vehículo particular, con lo que disminuiría la contaminación y el riesgo de accidentes en las carreteras.

Intercambiadores

Otra forma en la que IoT y Mobility as a Service fomentan la sostenibilidad y las ciudades más inteligentes es mediante la creación de intercambiadores. Imaginemos el área geográfica de una ciudad con puntos de conexión alrededor del perímetro. Aquí, camiones sin conductor pueden entregar bienes que serán recogidos por mensajeros en bicicleta. Todo eso funcionaría en un sistema de red compartida.

Google Maps es un buen ejemplo del uso que se le está dando a esta tecnología en ciudades de todo el mundo. Los ciudadanos indican su punto de salida y llegada y reciben varias opciones de viaje. Muchas ciudades ofrecen bus, tren e incluso avión en el mismo sitio en un solo dispositivo.

El uso de IoT para smart cities permitirá a las administraciones locales controlar el comportamiento problemático. Por ejemplo, nuestra propia solución Public Transportation Fraud Detection permite a las empresas detectar si un ticket se está usando de forma ilegal mediante tecnología IoT en los torniquetes. También puede predecir los fallos de la maquinaria antes de que ocurran, lo que permite a las administraciones gestionar los problemas de forma proactiva.

internet-of-things-for-smart-cities-2

Próximamente…

El paso siguiente en Mobility as a Service serán los tickets inteligentes. En breve los consumidores podrán usar apps en sus smartphones para comprar un solo ticket que les permita usar varias formas de transporte, como un ticket que permitiría acceder bicicletas, botes a pedales y buses para cruzar una ciudad llena de canales rápidamente y con un coste reducido. Esta tecnología también puede usarse para proporcionar servicios de entrega puntuales y eficientes en ciudades grandes y congestionadas. La empresa británica Deliveroo es un ejemplo de ello.

Un nuevo ejemplo de esta tecnología es Switch, creado por las empresas de transporte DemandTrans (EEUU) y Kyyti Group (Finlandia). Switch ofrece “una solución integrada multimodal que permite [al usuario] planificar una ruta, comparar las varias opciones de movilidad y costes de diferentes servicios de desplazamiento de forma fácil y segura desde una misma aplicación”.

El sistema funciona con módulos de aplicación de Demand Responsive Transit que puede usar una agencia operativa para ofrecer varias posibilidades de servicios de planificación, entre las que se incluyen diferentes opciones de transporte público. El sistema ya funciona en Finlandia, donde ha sido un gran éxito, y está preparado para las smart cities de EEUU para este año.

También existe la posibilidad de combinar tecnología IoT para hacer las ciudades más seguras. Imaginemos que pudiéramos convertir todos los semáforos en sensores inteligentes. Podríamos conseguir datos de valor sobre el tráfico, las condiciones meteorológicas y los accidentes. Las soluciones como nuestra Traffic Fatalities Prevention pueden usar esos datos para hacer la ciudad más segura para todos.

Un futuro emocionante

Según el Shared Mobility Center en Chicago, Illinois, en este momento hay 400 servicios de coche compartido en funcionamiento solo en EEUU, más de 120 ciudades norteamericanas con sistemas de bici compartida y 300 ciudades con Transportation Network Companies (TNCs). Hay ciudades en todo el mundo que desean incorporar tecnología IoT para ser más inteligentes.

IoT para smart cities ha revolucionado por completo el transporte y continuará haciéndolo. Esperamos con ganas ver qué avances trae el futuro.

¿Te ha gustado este artículo? Puede que también te interese:

Quieres saber cómo puede ayudarte el IoT para smart cities? ¡Descubre nuestras soluciones diseñadas exclusivamente para smart cities!

DÉJANOS TU COMENTARIO