0

Escribir best sellers, jugar a juegos de Atari, doblar la ropa… ¿Qué tienen en común todas estas cosas? Todas son cosas que, según los expertos en inteligencia artificial (AI), las máquinas harán mejor que los humanos en un futuro no tan lejano.

Según un estudio llamado “When Will AI Exceed Human Performance?” (Grace et al.) las máquinas podrían ser mejores que los humanos en cualquier tarea en solo 45 años. En 120 años todos los trabajos humanos podrían ser automatizados.

Algunos de estos cambios podrían llegar más pronto de lo que esperamos. Los investigadores han predicho que en los próximos diez años las máquinas podrían traducir lenguas, escribir ensayos de nivel de secundaria y conducir camiones (en los años 2024, 2026 y 2027, respectivamente).

Aunque estas sean solo predicciones que podrían llegar a suceder o no, lo que es innegable es que el mundo del trabajo va a cambiar drásticamente como resultado de los avances en la tecnología, incluyendo el terreno de la inteligencia artificial.

artificial-intelligence-jobs-in-future

El cambio ya está aquí

Aunque las películas de ciencia-ficción traten a la inteligencia artificial como algo futurista, ya es una realidad y lo ha sido desde hace bastante tiempo.

El término “inteligencia artificial” data de 1956 y apareció en las Conferencias de Dartmouth y se considera que ya el filósofo del siglo XIII Ramon Llull fue la primera persona que intentó crear una máquina que usara el razonamiento lógico para generar conocimiento.

Hoy día la AI es mucho más avanzada. Aunque no es exactamente lo que aparece en las películas de Hollywood , es una herramienta muy potente con muchas aplicaciones prácticas para solucionar una gran variedad de problemas.

¿Cuáles son los ejemplos del uso de la AI en situaciones reales? Estos son algunos:

  •         Detección de fraude de tarjetas de crédito.
  •         Asistentes virtuales como Cortana.
  •         Robots que redactan noticias y que pueden crear artículos simples.
  •         Reconocimiento facial como el de Facebook.
  •         Algoritmos que utilizan los datos para hacer tareas como predecir qué película podrías querer ver luego o ayudar a las campañas electorales a identificar votantes que puedan interesarles.
  •  Nuestras herramientas mejoradas de atención sanitaria que permiten identificar segmentos de población en riesgo.

artificial-intelligence-future

La preocupación sobre la AI y el trabajo

Hay muchas posibilidades interesantes para la AI pero también es cierto que hay mucho debate y polémica alrededor de sus desventajas.

Elon Musk categorizó la AI como “la mayor amenaza existencial” para la humanidad en un discurso en 2014. Como dice un artículo de Tom Standage en The Economist, “cualquier cosa que puedas hacer, la AI puede hacerla mejor”. La información del estudio de Grace et al. mencionado anteriormente muestra que, aunque esta afirmación es una exageración en la situación actual, es una posibilidad real para el futuro próximo del trabajo.

La incertidumbre sobre cómo la AI afectará los entornos de trabajo está presionando en muchos sectores. PricewaterhouseCoopers ha publicado un informe en el que se estima que el 30% de los puestos de trabajo en el Reino Unido podrían sustituirse por la automatización en los próximos 15-20 años, especialmente los trabajos para trabajadores con menos nivel educativo.

Un tema que preocupa particularmente es el de los trabajos que requieren la conducción, porque los coches automáticos ya son una realidad. Un estudio de la Casa Blanca predice que 3,1 millones de trabajos serán automatizados en el futuro, especialmente los que tienen que ver con el transporte pesado.

Por otro lado…

La AI del siglo XXI tiene capacidades de última generación que están cambiando rápidamente nuestra forma de vivir. Sin embargo, muchas de las preocupaciones que están surgiendo alrededor de la AI son similares a las que aparecieron en el pasado en otros periodos de cambio rápido, como la Revolución Industrial.

Standage dice que “es importante recordar que muchas de estas preguntas han aparecido antes y se les ha dado respuesta”.

Como en el pasado, la AI puede crear nuevos puestos de trabajo y puede ayudar a la sociedad a enfrentarse mejor a muchas cuestiones. Jeff Greene y Vivek Wadhwa apuntaron beneficios de la AI como un uso energético más eficiente, coste de la vida reducido y más flexibilidad para empleados.

El mismo informe de PwC que dijo que el 30% de los puestos de trabajo estaban en riesgo también mostró que la AI incrementaría el gasto y la productividad.

artificial-intelligence-and-the-future-of-work

Mejorar, no sustituir

La inteligencia artificial ha llegado para quedarse y muchos expertos están buscando maneras de usar la AI para mejorar nuestro trabajo en vez de poner en riesgo nuestros puestos.

En una entrevista en la revista Marginalia, Steve Ardire, asesor de una start-up de software, dijo que cree que el futuro consistirá en “personas y máquinas trabajando codo con codo para mejorar su trabajo”, y añade, “si tu trabajo no es rutinario, la inteligencia artificial se convierte en un asesor digital”.

Para decirlo de otra forma, la inteligencia artificial puede usarse como una herramienta para complementar el trabajo y, en algunos casos, incluso mejorarlo.

La sanidad y los servicios sociales son un área en la que la inteligencia artificial se está usando ya como herramienta para resolver problemas. Un ejemplo es la herramienta que ha creado Bismart que minimiza el número de pacientes readmitidos en los hospitales. Algunos estudios han demostrado que la inteligencia artificial es mejor que los médicos entendiendo radiografías y diagnosticando problemas, lo cual da a los médicos más tiempo para centrarse en solucionar problemas complejos que requieren creatividad.

¿Y qué pasa con todos esos trabajos de conducción que van a ser sustituidos por la AI? Como destaca Toby Walsh, profesor de inteligencia artificial australiano, “más del 95% de los accidentes de tráfico suceden por error del conductor. Así que, en el momento en el que eliminemos el factor humano de la conducción, las carreteras serán mucho más seguras”.

¿A dónde nos dirigimos?

Los gobiernos deben tomar medidas para reeducar a la mano de obra y adaptarla a las necesidades de las nuevas tecnologías y solucionar las lagunas en habilidades y capacidades, especialmente para aquellos que tienen más probabilidades de verse afectados por la automatización, como los conductores. Los legisladores tendrán que tomar decisiones clave sobre aspectos prácticos y éticos de la inteligencia artificial, como el almacenamiento de datos y la privacidad. Bill Gates ha propuesto un impuesto a los robots, y Elon Musk cree que una renta mínima universal es la solución.

Sin duda el mercado de trabajo cambiará gracias a la inteligencia artificial y a otros avances en la tecnología. Sin embargo, si la inteligencia artificial se utiliza con consideración, ofrece muchas posibilidades para mejorarnos la vida y resolver problemas importantes.

¿Te ha gustado este artículo? Puede que también te interesen estos:

DÉJANOS TU COMENTARIO

    Tags

    Ver todo