5 razones por las que tu empresa necesita una estrategia BI

Las estrategias de business intelligence se han convertido en una importante ventaja competitiva para las empresas. Al aprovechar el valor de los datos y la analítica, las compañías entienden mejor el comportamiento de los clientes, las tendencias del mercado y otros indicadores clave de rendimiento. Descubre las 5 razones por las que tu empresa necesita una estrategia de business intelligence

5-razones-una-empresa-necesita-estrategia-de-business-intelligence-bi

Las empresas de hoy en día generan más datos que nunca. Por lo que, la organización, data governance y comprensión de estos datos es cada vez más importante. Mediante el uso de herramientas de business intelligence como cuadros de mando y soluciones de generación de informes o herramientas de análisis self-service, las organizaciones pueden obtener información valiosa que les ayudará a tomar decisiones informadas y basadas en datos (data-driven decisions). 

Por ejemplo, con tecnologías de business intelligence, las empresas pueden analizar patrones de comportamiento de los clientes en múltiples canales como el historial de navegación web o el historial de compras; realizar un seguimiento del rendimiento de las campañas de marketing; descubrir tendencias de nuevos productos; comprender la logística de la cadena de suministro; medir la productividad de los empleados; aumentar la rentabilidad de las ventas; optimizar estrategias de precios; detectar intentos de fraude en una fase temprana, etc.

Además, las empresas necesitan una estrategia de BI para garantizar que sus datos se utilizan de la forma más eficaz y eficiente posible. Una estrategia de BI ayuda a las empresas a identificar los datos más importantes para su negocio y, a continuación, a desarrollar un plan sobre cómo utilizar esos datos para tomar mejores decisiones y mejorar sus operaciones. También ayuda a las organizaciones a identificar áreas en las que pueden mejorar sus procesos de recopilación y análisis de datos, así como a identificar oportunidades potenciales para aprovechar los datos con el fin de obtener una ventaja competitiva.

En resumen, la business intelligence ayuda a las organizaciones a utilizar eficazmente los recursos disponibles y, al mismo tiempo, impulsa la innovación y el crecimiento.

¿Quieres implementar una estrategia de business intelligence eficiente para tu organización? Descárgate nuestro e-book y crea tu estrategia de datos en 4 pasos: 

Descarga el e-book

5 razones por las que tu empresa necesita una estrategia BI

Las ventajas de aplicar una estrategia eficaz de business intelligence son numerosas: mejora de la toma de decisiones basada en hechos fiables en lugar de en la mera intuición; aumento de la eficacia operativa gracias a un acceso más rápido a la información pertinente necesaria para tareas cotidianas como la reposición de existencias o la programación de horarios del personal; mejora de la experiencia del cliente mediante servicios personalizados adaptados a su perfil; reducción de los costes asociados a las predicciones inexactas, etc. Todos estos factores contribuyen a aumentar los márgenes de beneficios, razón por la cual las soluciones de BI se han hecho tan populares en los últimos años entre las empresas que buscan una ventaja competitiva sobre sus rivales.

Al aprovechar el análisis de datos, el BI ayuda a las empresas a identificar oportunidades, optimizar procesos y operaciones, mejorar la experiencia del cliente y obtener una ventaja competitiva.

1. El único camino hacia mejores decisiones de negocio

El principal beneficio que obtienen las empresas cuando utilizan herramientas de BI es el acceso a grandes volúmenes de datos de forma organizada. Al aprovechar esta información, las empresas pueden obtener información sobre sus operaciones y el comportamiento de sus clientes que no sería visible sin estas capacidades de análisis. Con esta información, las empresas están mejor equipadas para identificar tendencias y anticiparse a los cambios en sus mercados o en las preferencias de los clientes, de modo que puedan ajustar sus estrategias en consecuencia. Además, al analizar los datos a lo largo del tiempo con modelos de análisis predictivo, las empresas pueden elaborar previsiones que les permitan planificar el éxito futuro y minimizar el riesgo asociado a acontecimientos imprevistos o cambios en el mercado.

Otra gran ventaja de las soluciones de BI es la mejora de la precisión en los procesos de toma de decisiones gracias a una mayor visibilidad de los posibles resultados basados en el rendimiento pasado o en las condiciones actuales. Al aprovechar los datos históricos, así como la información en tiempo real sobre clientes y competidores, los ejecutivos tienen más confianza a la hora de asumir riesgos o implementar nuevas estrategia, ya que hay una mejor comprensión de lo que podría suceder en diferentes escenarios antes de tomar cualquier acción. Como resultado, las empresas son capaces de maximizar el retorno de la inversión (ROI) al tiempo que reducen los costes relacionados con procesos de toma de decisiones deficientes debido a suposiciones incorrectas o conjeturas en lugar de confiar en hechos derivados de fuentes fiables como bases de datos internas o informes de investigación de mercado externos generados a través de técnicas de análisis avanzadas como algoritmos de machine learning.

Por último, el acceso a potentes capacidades analíticas permite a los equipos de todos los departamentos de las organizaciones —ejecutivos de marketing que analizan las oportunidades de segmentación de clientes; directores de ventas que evalúan las tasas de conversión de clientes potenciales; personal financiero que evalúa las estrategias de gestión de inventarios— mejorar la colaboración compartiendo perspectivas significativas extraídas de diversos conjuntos de datos en lugar de basarse únicamente en pruebas anecdóticas encontradas durante las conversaciones con clientes o colegas. La capacidad de los empleados de toda una organización para trabajar juntos para lograr objetivos comunes aumenta la eficiencia, lo que en última instancia conduce a mayores beneficios y a una mayor productividad en general.

2. Una mejor experiencia de cliente

Con herramientas de BI como la segmentación de clientes y el análisis predictivo, las empresas pueden comprender mejor las necesidades y preferencias de su público objetivo para ofrecer experiencias personalizadas en todos los canales, desde el desarrollo de productos hasta las campañas de marketing. Esto les permite crear soluciones a medida que satisfagan las necesidades de cada individuo al tiempo que impulsan el compromiso con su marca en general.

3. Mayor eficiencia operativa

La inteligencia empresarial ayuda a las organizaciones a agilizar los procesos internos al proporcionar visibilidad sobre los cuellos de botella de producción o las áreas donde los recursos se pueden asignar de manera más eficiente. Por ejemplo, puede utilizarse para identificar posibles retrasos en las cadenas de suministro o detectar actividades fraudulentas en una fase temprana, de modo que no resulten demasiado costosas más adelante, cuando ya sea demasiado tarde para aplicar medidas correctivas de forma eficaz.

4. Mejor gestión del riesgo

Las empresas utilizan herramientas de BI como el análisis predictivo y los algoritmos de machine learning no sólo para prever resultados futuros, sino también para evaluar los riesgos asociados a determinadas inversiones o estrategias antes de asumir ningún compromiso. Esto les ayuda a minimizar las pérdidas debidas a acontecimientos o circunstancias inesperados que podrían afectar negativamente a sus resultados finales si no se controlan.

5. Una ventaja competitiva

Como ya se ha mencionado, la capacidad de analizar grandes cantidades de datos con rapidez da a las empresas una ventaja sobre sus competidores que carecen de esta capacidad. No sólo tienen acceso a conjuntos de datos históricos, sino también a información en tiempo real que les permite adelantarse a las tendencias emergentes para desarrollar nuevos productos, servicios o estrategias antes que nadie, lo que les da una ventaja sobre sus rivales en términos de innovación y potencial de crecimiento.

 

Conclusión

Las empresas que no cuentan con una estrategia de BI ya están perdiendo oportunidades. No solo están desaprovechando el potencial de obtener información valiosa de sus datos, pero además, sin una estrategia de BI, las empresas son incapaces de tomar decisiones informadas basadas en datos, lo que puede conducir a la pérdida de oportunidades y a la disminución de la eficiencia. Además, las empresas sin una estrategia de BI tendrán mayores dificultades para aprovechar las últimas tecnologías y las tendencias en la industria, lo que puede conducir a una desventaja competitiva. En última instancia, las empresas que no tienen una estrategia de BI están perdiendo la oportunidad de obtener información valiosa de sus datos y de tomar mejores decisiones que la competencia.

Antes de irte...

No olvides descargar nuestro e-book exclusivo en la que encontrarás las claves para implementar una estrategia de datos en 4 pasos

Descarga el e-book

DÉJANOS TU COMENTARIO