¿Cómo crear un cuadro de mando para ejecutivos en 6 sencillos pasos?

Los cuadros de mando constituyen una herramienta esencial para tomar decisiones y monitorizar operaciones empresariales concretas. Sin embargo, para que un dashboard cumpla con su función, es fundamental adaptarlo al público al que va dirigido. Exploramos cómo debe ser un cuadro de mando dirigido a perfiles ejecutivos.

customer segmentation dashboard by bismart

Para que un cuadro de mando sea útil y cumpla con su cometido ayudar a los empresarios a entender mejor la realidad y la situación en la que se encuentra su negocio es fundamental que no solo esté bien construido a nivel técnico, sino que además, el diseño y la disposición de la información deben adaptarse al propósito por el cual ha sido creado el cuadro de mando, al objetivo que se quiere conseguir y al público al que va dirigido

La finalidad última de un dashboard es transformar los datos en información fácilmente comprensible, constituyendo prácticamente una historia que se puede leer, interpretar y analizar en una sola página. En este sentido, la implementación de un cuadro de mando es una tarea más compleja de lo que pueda parecer y, en ocasiones, puede conllevar retos y dificultades si previamente a su creación no hemos definido de forma clara cuál es el objetivo del mismo y a quién va dirigido.

En este blog hemos explorado con anterioridad las diferencias entre un cuadro de mando integral y un dashboard corriente. Sin embargo, más allá del CMI, existen otras formas de clasificar los cuadros de mando. Una de las más efectivas es clasificarlos según su función y las necesidades del público a quién van dirigidos. Si empleamos esta perspectiva, encontramos 4 tipos de cuadros de mando:

  • Cuadro de mando para ejecutivos
  • Cuadro de mando analítico
  • Cuadro de mando de operaciones
  • Cuadro de mando educacional

En esta ocasión nos centramos en el cuadro de mando ejecutivo: ¿qué es, para qué sirve y cómo debe ser?

 

¿Qué es un cuadro de mando para ejecutivos?

Tal y como el nombre indica, un cuadro de mando para ejecutivos es un tipo de dashboard que va dirigido a los altos cargos de una empresa, habitualmente dirección, y que, por tanto, su propósito es ayudar a los directores de empresas a tomar decisiones acertadas a partir de los datos (data-driven decisions)

Por lo tanto, un cuadro de mando para ejecutivos es un dashboard que contiene información sumamente relevante sobre el estado de la empresa y debe tener la capacidad de mostrar la realidad empresarial en una sola página para que los ejecutivos puedan llegar a conclusiones y decidir de forma rápida, pero exhaustiva.

Así, a diferencia de otros dashboards más específicos, este tipo de cuadro de mando cumple una función de storytelling esencial. Por lo tanto, debemos disponer la información de la forma más entendible posible para que su público no tenga que hacer grandes esfuerzos para comprenderla. 

Un cuadro de mando dirigido a ejecutivos debe ser altamente interpretable y suscitar conclusiones más que suscitar exploración. 

Evidentemente, cualquier dashboard debe incluir la posibilidad de indagar y explorar la información en mayor profundidad (drill-down), incluyendo entradas directas a las fuentes de datos para que puedan ser consultados si es necesario. Sin embargo, si bien la exploración será más habitual en otros tipos de dashboards, un cuadro de mando dirigido a ejecutivos debería fomentar todo lo contrario. Es decir, presentar los datos de manera que sean rápidamente interpretables sin tener que indagar más en ellos. No obstante, si la exploración se requiere, la usabilidad del cuadro de mando debe ser la adecuada para que usuarios poco técnicos puedan profundizar en los datos de forma fácil, rápida e intuitiva. 

Por otro lado, también es crucial que el cuadro de mando incorpore un storytelling adecuado que no de lugar a interpretaciones diversas y, por encima de todo, a confusiones o interpretaciones erróneas. En relación con esto, la visualización de datos y la elección de visuals de nuestro cuadro de mando resultará determinante. Los visuals de un cuadro de mando para ejecutivos deben ser sumamente claros, estar claramente etiquetados y explicarse por si solos. Un gráfico o un visual tabular con múltiples dimensiones, una gran cantidad de variables y datos será poco eficaz.

En definitiva, si este tipo de cuadro de mando se expone ante una sala de 8 ejecutivos, todos deberían llegar a las mismas conclusiones y leer la misma historia. En caso contrario, el dashboard no está cumpliendo su función.

 

¿Cómo crear un cuadro de mando para ejecutivos?

El primer paso para empezar a diseñar un cuadro de mando es elegir la herramienta de diseño. En Bismart apostamos por Power BI, un conjunto de plataformas de business intelligence con posibilidades infinitas para crear dashboards

1. Identifica el objetivo principal del cuadro de mando y los objetivos específicos

A la hora de crear un cuadro de mando para ejecutivos es sumamente importante dedicar tiempo a decidir qué queremos mostrar, cuál es el objetivo principal del cuadro de mando en relación con los objetivos de negocioy cómo vamos a organizar los datos para que el mensaje llegue a nuestros interlocutores. 

Este paso previo es más importante en este tipo de cuadro de mando que en ningún otro. No solo es relevante elegir qué información mostrar, sino también qué información destacar, cómo la vamos a ordenar y justificar las razones por las cuales mostramos esa información.

2. Elige las métricas e indicadores clave de rendimiento (KPIs) adecuados

En un cuadro de mando orientado a ejecutivos los datos y la información suelen exhibirse en forma de indicadores de rendimiento que incluyen métricas relacionadas con el rendimiento empresarial e indicadores clave de rendimiento o KPIs

Por lo tanto, elegir los datos y la información que queremos incluir en nuestro cuadro de mando es tan importante como escoger las métricas e indicadores de rendimiento. Si no elegimos las métricas e indicadores adecuados y las aplicamos correctamente, el cuadro de mando no tendrá ningún sentido y no cumplirá con su propósito.

3. Emplea los visuals adecuados

Una vez estamos seguros de qué información queremos mostrar y a través de qué métricas e indicadores, podemos pasar a determinar cómo representaremos la información de forma visual para que llegue más rápido a nuestro público. 

En un cuadro de mando dirigido a ejecutivos elegir visuals claros, fácilmente entendibles, visualmente atractivos, interactivos y simples es elemental. 

En Bismart, como empresa partner Power BI preferente de Microsoft, disponemos de nuestro propio e-book con los mejores Power BI visuals. Asimismo, nuestras soluciones cuentan con visuals de alto rendimiento gracias a nuestro partnership con Zebra BI

4. Asegúrate de que esta es la historia que quieres contar

Cuando nuestro cuadro de mando ya va cogiendo forma es recomendable pararse un momento a examinar lo que estamos haciendo y preguntarnos si lo que tenemos delante cumple con los objetivos que nos habíamos fijado al inicio. Pulir el storytelling de un cuadro de mando resulta esencial. Por suerte, herramientas como Power BI facilitan enormemente la creación de historias a partir de los datos.

Si creemos que el mensaje de nuestro dashboard no es el adecuado, no es entendible o la información es demasiado extensa o compleja para que los directores de la empresa la puedan analizar y tomar decisiones basadas en ella de forma rápida, es mejor retroceder y replantearnos el contenido y el diseño de nuestro cuadro de mando. 

5. Cuida la usabilidad y la experiencia de usuario

La usabilidad y la experiencia de usuario (UX) son elementos clave en cualquier cuadro de mando. Sin embargo, en este tipo de dashboard, estos dos aspectos son aún más trascendentales.

Los ejecutivos y altos cargos directivos no suelen ser perfiles técnicos, por lo que navegar por las pantallas, los visuals y los datos les resultará más difícil que a un consultor BI o a un analista de datos, por ejemplo. En este sentido, cuidar la usabilidad y la experiencia de nuestro público es crucial en este caso. 

La elección de la plataforma de creación del cuadro de mando también repercutirá en la usabilidad de usuario. Power BI es una de las herramientas de creación de dashboards que más fomenta la usabilidad del usuario y la UX. 

Si nuestro cuadro de mando dispone de la información correcta, pero los usuarios no saben cómo llegar a ella o tardan mucho en hacerlo, el dashboard no será eficiente. 

6. Válida la información con otros empleados de perfil no técnico

Por último, antes de entregar el cuadro de mando o hacerlo operativo, es aconsejable validarlo con otros empleados, especialmente aquellos con perfiles poco técnicos.

Nadie mejor que personas que no conozcan el tema, la información y el propósito del cuadro de mando nos podrán decir si, efectivamente, nuestro dashboard refleja la historia que queríamos contar. 

 

Conclusión

Tener en cuenta las necesidades, capacidades y objetivos del público al que va dirigido un cuadro de mando es fundamental para poder adaptar el contenido y el diseño del mismo y lograr que el dashboard cumpla con su cometido de manera eficaz. 

En esta ocasión hemos explorado qué es un cuadro de mando para ejecutivos y en qué debemos fijarnos a la hora de crearlo. Durante las próximas semanas, exploraremos el cuadro de mando analítico, el cuadro de mando operativo y el cuadro de mando educacional. ¡No te lo pierdas!

¿Te interesan los cuadros de mando corporativos? ¡Descárgate nuestro e-book con los 15 mejores Power BI dashboards de 2021!

Descargar e-book

DÉJANOS TU COMENTARIO